miércoles 17 de enero de 2018 - Edición: Colombia - Mundo
Escúchanos en vivo

Miguel Paixao: "Cristiano Ronaldo medía su velocidad con los coches que paraban en los semáforos"

Así era el portugués a los 16 años, cuando dio su primera entrevista
Cristiano Ronaldo antes y después

Por:

Por:

Cristiano Ronaldo es hoy en día uno de los jugadores más buscado por los periodistas. Conseguir una entrevista con él es una misión ardua, aunque a estas alturas habrá dado ya cientos de ellas en los últimos catorce años. Esta es la intrahistoria de la primera de todas ellas, la que dio para una televisión portuguesa en 2001, cuando era juvenil del Sporting de Porgual y empezaba a entrenar con el primer equipo.

La cadena Sport TV asistía al inicio de los entrenamientos de los filiales de los principales clubes lusos y buscaban talentos que podrían nutrir los equipos mayores en el futuro cercano. El Sporting indicó al periodista de la citada tele, Jaime Cravo, que había un joven llamado Cristiano Ronaldo del cual todos tenían la certeza de que llegaría al primer equipo del club del José Alvalade. En esos momentos Ricardo Quaresma era la referencia para todos los jóvenes de la cantera del club, ya que había pasado por todas las categorías inferiores del mismo. Cristiano miraba a Quaresma y sabía que él era el próximo.

"Un día voy a jugar en el Real Madrid", me repetía.

Miguel Paixao, compañero de habitación de su hostal en 2001

"Le acompañé desde Alvalade hasta un hostal céntrico de Lisboa donde vivía, en Marques de Pombal", explica Cravo sobre sus primeros momentos con Cristiano. El lugar, curiosamente, está muy cerca de donde acabaría durmiendo 13 años después, tras ganar su primera Champions con el Real Madrid, en Lisboa.

Ganaba entre 1.000 y 1.500 euros al mes y todo su sueldo se lo daba a su madre, explicaba el chico de 16 años. "Cuando necesito le llamo y ella me mete algo en mi cuenta", apuntaba. Cravo recuerda que le llamó mucho la atención la personalidad del chaval, que no se dejaba intimidar por nada. "Era tan atrevido que en mitad del reportaje ya me preguntaba por cosas de nuestra profesión, que si conocíamos a jugadores importantes y que si estos ganaban bien", recuerda el periodista.

La pensión donde vivía Cristiano a los 16 años

En metro y obsesionado con mejorar

Cristiano, acostumbrado hoy a coches de alta cilindrada, iba y venía a los entrenamientos en metro, el transporte que más utilizaba y en el que, por supuesto, nadie le conocía. Ya no estaba en el colegio, entrenaba todas las mañanas y algunas tardes. Le gustaba mucho jugar a las máquinas recreativas que había en un cafe al lado del estadio de Jose Alvalade, paseaba por los centros comercailes de Lisboa y por la noche estaba solo en el hostal Dom José donde residía. No le gustaba pasar mucho tiempo allí, reconocía.

Compartía habitación con otro joven de la cantera del Sporting, Miguel Paixao, que hoy juega en la Segunda lusa, en el Oriental. Pasó casi seis meses viviendos allí, antes de que el club inaugurara la Academia del Sporting. Del 17 de septiembre de 2001 al 18 de febrero de 2012.

En una de las imágenes del reportaje, Cristiano comenta con un compañero de habitación la compra de una consola, que había sido muy cara, sin imaginar que dos años después el dinero no iba a ser problema para él, siendo transferido al Manchester United.

"Recuerdo que repetía que quería ser el mejor del mundo"

Jaime Cravo, periodista de Sport TV

Paixao no olvida el día en que en la tele de la habitación emitían un partido del Real Madrid. "Un día voy a jugar allí", le dijo, a lo que el compañero de habitación de Cristiano le rió, diciéndole que se dejase de tonterías. "Estoy hablando en serio, un día voy a a vestir esa camiseta", me dijo. Paixao sonrió y no le dio más importancia.

El entonces periodista de Sport TV recuerda que en las charlas que tuvo con Cristiano aseguraba que un día iba a ser el mejor del mundo. Paixao también rememora que por entonces ya era un loco por el ejercicio físico y que intentaba cada día ser más rápida. "En la calle del hostal, se medía con los coches que estaban parados en el semáforo. Corría a ver quién era más rápido, si el coche o él", explica.

El dueño de aquel hostal en el que residió Cristiano presume de ello. En la Eurocopa de 2004 les dije a un grupo de hinchas croatas que iban a dormir en el lugar donde lo hacía él, pero me tildaron de mentiroso. La pena para él es que no sacó ninguna foto de la habitación 34 con el joven jugador que más tarde se convertiría en uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol.

Anuncio
Publicidad

NOTICIAS RELACIONADAS

Santiago Arias: "Camerún nos ayuda a madurar el objetivo de Rusia"

El lateral confesó cómo ganarle a Camerún, rival que servirá de examen de cara a las próximas fechas de Eliminatoria....

Nairo aguantó los diversos ataques de los gallos del pelotón y llegó a meta sin ceder un segundo

A falta de cuatro etapas para el final, sus "sensaciones son buenas".

El tenista Santiago Giraldo obtiene el título del Challenger de Praga

El colombiano venció hoy en la final al bielorruso Uladzimir Ignatik por parciales de 6-4, 3-6 y 7-6 (2).

Fiscalía denuncia a Cristiano Ronaldo por defraudar 14,7 millones de euros

Subraya que incumplió sus obligaciones de manera consciente

Carlos Bacca se quedará en Milan

"Peluca" fue entrevistado por el Milan TV previo al inicio de la Serie A. El atacante se quedará una...

Hoy hago historia y es gratificante para mí, mi familia y los colombianos: Óscar Figueroa

En entrevista con Julio Sánchez Cristo, el campeón Olímpico habla sobre el momento de su triunfo y sobre su futuro en...

Miguel Paixao: "Cristiano Ronaldo medía su velocidad con los coches que paraban en los semáforos"