miércoles 17 de enero de 2018 - Edición: Colombia - Mundo
Escúchanos en vivo

Mauricio Villadiego Bedoya y Andrés Rubiano Martínez jóvenes biffeños destacados que hoy recogen el fruto de su esfuerzo y dedicación.

Van por caminos distintos pero tienen un común denominador; lograr sus sueños.
Estudiantes Mauricio Villadiego, Andres Rubiano.

Por:

Por:

Estos dos jóvenes tienen algo en común y es que nunca han dejado de soñar, pero además los une la disciplina y el empeño en el ejercicio de sus tareas, nada dejan al azar son constructores de su propio camino y a eso le apuestan, dicen “los sueños se construyen paso a paso sin detenerse ante nada, pero sin pasar por encima de nadie,” siempre de la mano de sus familias que han sido soporte y guía.

Mauricio Villadiego Bedoya, obtuvo un puntaje de 390 en las pruebas del icfes (saber 11) el máximo del Colegio Biffi La Salle y una excelente calificación en el orden general, ese puntaje le abre las puertas para obtener una beca en cualquier institución, su inclinación por las ciencias de la Biología marco su decisión de ser médico y a eso le apuesta.

Se postuló para ingresar a la Universidad de Antioquia, en donde espera iniciar su carrera de médico, sabe desde ya que es una carrera que no se detiene en el aprendizaje, que es de estudio y dedicación plena, pero eso no lo intimida es lo que siempre ha hecho, estudiar y buscar el porqué de las cosas.

Su plan a largo plazo es ser un médico oncólogo y no por capricho sino porque entiende que es una rama de la medicina que demanda dedicación e investigación y sueña con poder encontrar soluciones prácticas a la enfermedad del cáncer.

Por otro lado Andrés Rubiano Martínez, otro joven talentoso que vio como el esfuerzo y dedicación le dio la oportunidad de ser escogido entre los más de cuarenta mil aspirantes para estudiar en la Universidad Nacional De Colombia, fue seleccionado para estudiar Matemáticas.

 “fue muy emocionante verme en el grupo No. 1 con un puntaje de 710 y en lo primero que pensé fue en mi abuelo William, a quien amo y de quien siempre me he sentido orgulloso y al que le estaba dando un motivo para que ahora el se sintiera orgulloso de mí, es una combinación de emociones estoy feliz por que empiezo a cumplir mi sueño y me da un tanto de nostalgia, por que dejo mis amigos mi familia por la busqueda de mis sueños, pero es más la felicidad e irme es parte del sacrificio”.

Su meta es ambiciosa, además de cursar su carrera de matemáticas, estudiara de manera simultánea ingeniería electrónica y desde ya como buen matemático tiene planificado, que al terminar sus estudios buscara hacer un intercambio en otro país, prepararse aún más, regresar para aplicar nuevas tecnologías y hacer de este un mejor país.

Estos dos jóvenes talentosos, saben y conocen su rumbo no van a la deriva, van construyendo su futuro y en ese camino no van solos, van de la mano de Dios, de sus familias y de su colegio, que los han ayudado a crecer con valores y principios que llevaran con ellos por siempre.

Anuncio
Publicidad

Mauricio Villadiego Bedoya y Andrés Rubiano Martínez jóvenes biffeños destacados que hoy recogen el fruto de su esfuerzo y dedicación.