miércoles 17 de enero de 2018 - Edición: Colombia - Mundo
Escúchanos en vivo

Revivir el Seguro Social y acabar con las preexistencias médicas, propone David Turbay.

Revivir el Seguro Social y acabar con las preexistencias médicas, propone David Turbay.
Revivir el Seguro Social y acabar con las preexistencias médicas, propone David Turbay.

Por:

Por:

 

 

Revivir el Seguro Social y acabar con las 

preexistencias médicas, propone David Turbay.

 

  • La propuesta busca acabar con la crisis de la prestación, derivada de un sistema que no ha reconocido que la salud es un derecho y no solo un servicio público. 

 

  • “Las EPS revisan la historia financiera del paciente antes que su historia clínica”, asegura Turbay.

 

 

El candidato a la Presidencia de la República David Turbay Turbay, propuso un revolcón al sistema de salud colombiano para acabar con la crisis de atención que viene afectando a la inmensa mayor

ía de ciudadanos.

 

Al explicar su propuesta dijo que el actual sistema es perverso, porque está concebido bajo la idea de hacer negocios sobre la calamidad pública.

 

En tal sentido se comprometió a expedir un paquete de medidas que reivindicará a la salud como un derecho y no solo como un servicio público, en cumplimiento de la sentencia 760 de la Corte Constitucional, que se ha convertido en rey de burlas del sistema.

 

Bajo su gobierno, según dijo, habrá un sistema dual, liderado por una entidad estatal fuerte y competitiva, similar al extinto Instituto colombiano de Seguros Sociales pero con la sola misión de garantizar la salud de las familias colombianas.

 

La nueva entidad se encargará de liderar un programa masivo en prevención, casa a casa, que educará en habitos de vida sana a las familias y hará los primeros diagnósticos de enfermedades, antes de las remisiones al sistema hospitalario.

 

 “Quisimos acabar con la ineficiencia y la corrupción que evidentemente reinaban en el Seguro Social, pero ahora tenemos una corrupción campante desde las empresas prestadoras privadas”, advirtió.

 

Cumpliendo los mandamientos de los organismos multilaterales, el gobierno de Colombia optó por la prestación de lo que suponía era apenas un servicio. Y abrió las puertas a una inversión que “debía trabajar con máximos de eficiencia pero se orientó hacia los mínimos de atención”.

 

En consecuencia lo que hoy tenemos son “unas entidades prestadoras que antes de revisar la historia clínica de los pacientes, revisan su historial financiero”. Porque tal como fue concebido el negocio, operan como intermediarias financieras más que como prestadoras. 

 

Dicho de otra manera: “la salud hoy es un derecho únicamente para quienes tienen la capacidad de pagarlo”. Y esa es una fórmula que fracasó en el país.

 

Los colombianos han aguantado demasiado. En los últimos tres años, de hecho,  han presentado 384.671 tutelas contra las entidades prestadoras, una cada tres minutos y medio, para hacer valer el derecho que les niegan.

 

El 64 por ciento de las razones que alegan los peticionarios, corresponde a las barreras de acceso al plan obligatorio de salud.

 

Todo porque se suponía que, al desaparecer la instancia estatal, los prestadores del sector privado incorporarían los indicadores que hacían falta, pero “lo que tenemos es una mafia de sobrecostos de medicamentos, dilación del servicio, explotación de los profesionales médicos

 

A ellos se refirió Turbay Turbay:

 

“Los médicos y enfermeros hacen parte de la cadena de explotación, porque son víctimas de la tercerización laboral, que los somete a bajos salarios, desconocimiento de su seguridad prestacional y largas esperas para el pago. Médicos, enfermeros y pacientes están en la misma cama de sufrimiento”.

 

Turbay anunció que en su gobierno los médicos y los enfermeros serán grandes protagonistas del nuevo sistema.

 

Turbay Turbay resumió su propuesta en los siguientes puntos:

 

  1. Creación de una nueva entidad estatal, dedicada solamente al tema de salud, que incentive la competitividad y eficiencia de todo el sistema.

 

  1. Conversión de las entidades privadas que hoy operan como intermediarias financieras en auténticas prestadoras del servicio. Habrá penalización para las que se resistan a la nueva naturaleza.

 

  1. Eliminación del concepto de preexistencias médicas en todos los niveles de la prestación.

 

  1. Regulación de la fabricación y comercialización de los medicamentos, para acabar con los sobrecostos que carcormen al sistema. Hoy el 80% de los presupuestos del sistema se van en medicamentos, pero estos no llegan a los pacientes. 

 

  1. Mantenimiento de los regímenes Contributivo y Solidario, bajo el criterio de equidad social, en el que los que tienen más aportan para los que tienen menos.

 

  1. Establecimiento de los principios de continuidad y libre elegibilidad del paciente en el nuevo sistema.  El derecho a elegir es del paciente y no de la EPS. 

 

  1. Creación de zonas francas en salud en todas las ciudades principales, para estimular la inversión privada y la incorporación de tecnologías de vanguardia, siempre bajo los principios de eficiencia y equidad que gobernarán al nuevo sistema. 

 

  1. Construcción de megahospitales especializados en las regiones, según los los índices de morbilidad de cada zona, que serán construidos y operados mediante asociaciones público-privadas.
Anuncio
Publicidad

NOTICIAS RELACIONADAS

Tenga en cuenta estas cinco recomendaciones al momento de donar sangre

Además de salvar la vida de otras personas, algunos estudios sugieren que la donación de sangre podría reducir el...

10 Consejos para dormir bien

Dormir bien es muy importante para la salud y evita alteraciones en su cuerpo.

Revivir el Seguro Social y acabar con las preexistencias médicas, propone David Turbay.